domingo, 3 de junio de 2012

Te escribo




Te escribo desde los dentros de mi propia existencia, te escribo desde mi corazón...
Te escribo para contarte que estoy completamente enamorado de vos, que mi alma ya no esta dentro de mi cuerpo, sino que te acompaña, dando cada paso a tu lado. Que mi corazón es tuyo, completamente tuyo. Que lo único que me pertenecen son estas palabras que aquí te estoy dando también. Y aunque todo lo mio es tuyo, nada de vos es mio, ni tus cosas, ni tu amor.
Te extraño, te extraño eternidad, te siento en cada momento, sos la dueña de todos mis pensamientos, de todas mis ilusiones.
Y para colmo, mi única estrategia es vivir pensándote y esperándote, soñando que un día, así, de la nada, de pronto me necesites. Es la misma estrategia que usaba Benedetti, y no estoy seguro de que le haya funcionado muy bien...
Lo único que deseo es tenerte a mi lado para alegrar cada momento de mi vida como lo hacías algún tiempo atrás, las mañanas más bellas que viví. Simplemente quiero, anhelo, deseo recostarme en una cama a tu lado, besar desde tus labios hasta tu corazón, acariciar tu piel con devoción, darte un beso con pasión y hacerte el amor. Hacerte el amor como nunca nadie lo ha hecho antes, como nunca lo he hecho antes, hacerte el amor, de verdad el amor. No pienso en otra cosa que no seas vos. Por favor, necesitame.

2 comentarios:

  1. Presento mis respetos.

    Nunca escribas por aburrimiento sino porque te sale del alma. Las palabras sin alma, sin valor, no son nada. Llegarás a comprenderlo.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viene del alma... ojalá fuera por aburrimiento...

      Eliminar