jueves, 31 de mayo de 2012

Octubre de Dos Mil Nueve



10/09


Después de mil noches intentando soñar conmigo, lo único que logro es soñarte a ti, increíblemente aún conservo tu recuerdo, fresco como los tallos nuevos de la primavera. Desearía ver así a mi amor, florecido. Pero la realidad es más similar al otoño, en que las hojas, ya secas, caen de los árboles que pocas ganas tienen de vivir. Si lo pensamos bien son sólo tallos, secos y sin alegría ni color, ¿qué otra cosa más se necesita para probar sus vanas ansias de vida?
No he podido olvidarte, a pesar de los intentos, forzosos y crueles, a pesar de haber conocido gente nueva, volver a enamorarme, sentir que ya te había dejado atrás, sentir que ya estaba todo mi corazón reparado, que ya no derramaba más lágrimas mi alma. Y justo cuando me iba convenciendo de que ya no existías volviste a revivir, en un sueño profundo. Allá en las crudas mitades de la noche, cuando la luna se posa justo sobre el techo de tu casa y las estrellas brillan con gran esplendor, aún cuando se ven opacadas con las dolorosas luces de la ciudad. Maldita luna, te recuerdo bien, prometiste traerme el amor con tu brillo nocturno, pero en cambio solo traes lágrimas, que se van derramando sobre la almohada, y que soy incapaz de detener, creo que tu brillo va robando mi poder, casi como una espada atravesada en mi abdomen y que causa un sangrado, continuo e irreparable. Confié tanto en tu talento luna mía, que al ver tus nulos intentos por hacerme sentir amado me derrito y caigo, como agua sobre el tejado, como la miel más dulce atravesando mi garganta y dejando a su paso restos, de sabor, sólo que este sabor es muy amargo. Tal vez demasiado.
Que ansias de verte, aún cuando el soñarte me duele, quiero volver, volver atrás y amar. Que tonto fui, nomás como un joven incrédulo, desprecie tu amor y ahora me es imposible acercarme a tu calor, que por estos días es más un frío polar, interminable y con ansias de congelar.
Pasiones muertas, emociones derrochadas, corazones regalados, ansias de sueños irreales, canciones tristes que hablan sobre el amor, vaya confusión, ¿no era hermoso el amor?, luces apagadas bajo el alba, historias ya contadas, noticias de mentira, sentimientos escasos, amores esporádicos y nomás, una gran verdad: Amar duele.

2 comentarios:

  1. Si,duele mucho!
    Por eso se recomiendo no andar amando seguido...
    Besos!!!!

    ResponderEliminar